1×02 Agents of S.H.I.E.L.D.: 0-8-4

Agents of S.H.I.E.L.D. viaja a Perú. La misión de los agentes se centra en un artefacto que es codiciado por muchos. La actriz chilena Leonor Varela aparece en pantalla como Camila Reyes. Un papel de liderazgo y determinación, que se quedó corta con la entrada de una autoridad superior del universo Marvel.

Jonathan Navarro (@BartonWBickle)

Se pueden quedar tranquilos los seguidores de Leonor Varela con su actuación en Agents of S.H.I.E.L.D. en el capítulo 0-8-4. Aunque no se comió la pantalla con este rol de la comandante peruana Camila Reyes, sí superó una de sus relativamente recientes participaciones en la televisión chilena: “Feroz”. Teleserie con una trama de lobos y una fugaz participación.

Con el rol publicitario que juega Varela en su tienda comercial, fue difícil creer que estaba en pantalla frente de una mujer comandante (poder femenino), al mando de un escuadrón de ejército y que luchaba contra insurgentes. Ante todo eso, igualmente salvó su participación, de manera tibia, pero pasó. ¿Qué les pareció a ustedes la participación de la actriz chilena en este episodio?

Tal como lo expresó David, un espectador de la producción ABC, es difícil creer que esta serie se sustente bajo el estilo de “episodios independientes”. Casos únicos y variados. Quizás el mayor argumento a seguir es este dilema de Skye, quien a pesar de que fue reclutada por los agentes secretos, su alter ego “Marea Creciente” la llama y la motiva a seguir revelando secretos hacia la población.

Con estos dos episodios, todavía cuesta pensar en que estos agentes equiparen en parte lo mostrado por las otras figuras Marvel que aparecieron en “Los Vengadores”. Esta historia del Nivel 7, el cual lidera Phil Coulson, puede debilitarse en la medida que los agentes como Grant Ward o Melinda May, o la misma dupla científica de Fitz-Simmons, no cumplan las expectativas de mayor acción y espectacularidad, junto a la cuota necesaria de humor, para armar un relato contra un enemigo común.

Se podría saciar este “vacío” de figuras con la aparición postrimera de Nick Fury, interpretado por el consolidado Samuel L. Jackson. Un actor de pergaminos que se sumó en este 1×02, y que será un aporte a la agencia.

Hacia suelo inca

Con Skye abordo, y la mala disposición de los más experimentados ante la decisión de Coulson, se da inicio al código 0-8-4. El viaje los lleva a Perú, en plena selva inca, para averiguar más sobre este desconocido elemento.

Al interior de una antigua pirámide inca encuentran un extraño artefacto: El famoso 0-8-4. En medio de la indagación, la armada liderada por la comandante peruana Camila Reyes llegó a comprobar lo que estaba pasando en su territorio. Instancia donde Phil se dio cuenta de que el papel de Leonor Varela era una “vieja conocida”.

Territorio hostil: los agentes S.H.I.E.L.D. y la fuerza armada del país sudamericano son atacados por los rebeldes. Con una huida exitosa, y el aparato en su poder, se reconoce la alta peligrosidad del artefacto numerado.

Tras el movido escape, esta segunda entrega comparte un poco más acerca de los personajes secundarios. El agente Ward ve como un estorbo, especialmente en terreno, a los científicos Fitz y Simmons, además de la presencia de Skye. Aparte queda la historia de romance entre Ward y Skye que ya se comenzó a insinuar. Un inicio difícil en su relación, pero que tras un segundo capítulo, los creadores de esta producción nos lanzan toda señal de que entre estos dos pasará de todo.

Ya en el avión, Coulson invitó a pasar a los soldados del ejército peruano y también a Camila Reyes. El problema se dio cuando estos “amigos” en la zona bélica se interesaron por la tecnología S.H.I.E.L.D., y por lo conseguido en la pirámide. Los militares se rebelaron y retuvieron a los agentes. El ejército de nuestros vecinos siempre quiso el 0-8-4 para acabar con la insurgencia en el país.

Gracias a la habilidad de May, la tecnología de Sleeping, esta máquina voladora que rastrea y hace de todo, generó que el 0-8-4 se disparara. Un tiro desde el avión que descomprimió las puertas de toda la nave y que, a pesar de la inestabilidad por el forado, nuestros personajes estaban en libertad de acción para pelear de igual a igual contra sus captores.

El trabajo en equipo y al unísono me pareció mal logrado. Esto se reflejó en un Coulson amarrado, quien casi hipnóticamente supo lo que iba a hacer Sleeping previo a su descarga. En especial, en el avión se mostraron demasiadas acciones sin un origen claro.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register