12×11 Two and a Half Men: For Whom the Booty Calls

Todas las parejas necesitan sus espacios personales. Entre Alan y Walden no se da la excepción. Es por eso que en el análisis del 12×11 de Two and a Half Men, Schmidt busca libertad en un grupo de apoyo para la buena crianza. Un respiro a la presencia de Harper.

Jonathan Navarro

Esto ya lo he visto en alguna parte. Sí, claro. Fue en esta misma comedia, en el mismo canal y por la misma cadena. La disposición de algunas personas para alejarse de Alan y mantener un espacio personal que no se manche con el rastro tacaño y baboso del rol de Jon Cryer.

Durante los buenos tiempos de Two and a Half Men Charlie trató en una oportunidad, sin mucho éxito, de apartar a su hermano de un círculo muy cerrado de amigos, entre los que destacaban Sean Penn. La lástima del padre de Jake pudo más y su latera vida alcanzó para ingresar en ese grupo de conversación.

En este 12×11 pasó algo parecido. Walden buscó orientación en un grupo de padres con hijos adoptados. Cómo sobrevivir de buena manera a la crianza. Un momento de relajo único para la interpretación de Ashton Kutcher que poco a poco fue llamando la atención de Alan. En esta ocasión, y a pesar de la negativa de Schmidt a esta intrusión, el ex quiropráctico se adaptó de buena forma a los nuevos amigos.

Se puso en juego la amistad de nuestros protagonistas con el gran drama de todos los tiempos de esta sitcom: La nula colaboración económica de Harper en el hogar. Una molestia persistente en el dueño de casa. Siempre ha hecho ruido en Walden esta característica, sin embargo, el afecto y el constante apoyo de Alan han sido la gran “moraleja” a tomar en cuenta. Conceptos que borran todos los defectos. Algo que ya nos quedó claro desde el matrimonio por conveniencia.

La variación en esta temporada 12 es que Alan se está vanagloriando de su nueva conquista. La señorita McMartin, la asistente social de Walden, y la profesional a cargo de los intereses de Louis. Conflicto ético desde Malibú hasta la China que vienen a explotar la incomodidad en el papel de Maggie Lawson, pero que añade cursilería y mayor valor a los diálogos de Harper.

Ya queda poco, estimados. Se vienen los recuentos y los mejores momentos durante estos largos años de transmisiones de Two and a Half Men.

12×10 Two and a Half Men: Here I Come, Pants!

1 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register