12×09 Two and a Half Men: Bouncy, Bouncy, Bouncy, Lyndsey

Alan Harper intenta ponerse en forma y sigue los consejos de su amigo médico Herb. Decisión que lo llevará a reencontrarse con Lyndsey. Momento incómodo. En tanto Walden continúa su tarea de conquista con Laurel.

Jonathan Navarro

No sabían que estaban tan enojados. En esa idea quedó este 12×09 de Two and a Half Men para Alan, Lydnsey y Laurel, la última conquista de Walden, la mujer que, al parecer, cerrará el círculo en la breve historia amorosa de Schmidt en esta serie.

Luego de las fiestas y su parón respectivo, la onda amorosa se tomó el libreto. Cómo compatibilizar la vida en pareja con un hijo a cuestas pareció complicar a Walden y Laurel, quienes intento tras intento veían como las interrupciones manchaban su noche para tener sexo y así dar los primeros pasos para una eventual relación.

Una salida a un hotel entregó la privacidad necesaria a esta pareja. Cuando todo parecía miel sobre hojuelas, una discusión sobre la actitud y personalidad de los hijos llenó de tensión la previa. ¿Quién estaba criando mejor a su hijo? ¿Quién era mejor hijo, la pequeña de Laurel, Lily, o el inocente Louis? A estas alturas daba lo mismo. La defensa parental encendió los ánimos, los cuales sólo se calmaron tras una noche de sexo feroz e iracundo.

Herb, el viejo Herb

Reapareció Herb y Lydnsey en la vida de Alan. El primero para revisar su salud, y la segunda para joderle un poco más la mente. ¿Y cómo sería eso? Entrometiéndose con el primero en cuestión.

No deja de sorprender la escuálida billetera de Alan, quien en este primer viaje aprovechó a Herb, un pediatra, para un chequeo médico y un examen prostático. Pragmatismo de comedia.

Con la misión de ponerse en forma y mejorar su estado físico, Harper siguió el consejo de su “amigo” y se inscribió en un gimnasio. Un sitio lleno de mujeres esbeltas y tonificadas. Donde mirar sin disimulo es el único error que puede afectar la pasada en ese lugar.

En el gimnasio comenzó la rutina para una mejor vida. Pero también una mala jugada. Lyndsey también estaba inscrita. Dando la vuelta a la página tras su época de alcoholismo. A pesar de eso, el hermano de Charlie recordó los últimos tiempos de su ex y sus borracheras. El incómodo momento para el papel de Courtney Thorne-Smith justificó el final para este episodio de Two and a Half Men, donde la mamá de Eldridge optó por meterse con Herb y generar una pequeña revancha contra el padre de Jake.

Enero será el mes clave para la despedida. Por el lado de este 12×09, sólo destacar el momento de Walden y un esperanzador comienzo de relación con Laurel. Por el sector Alan, la humillación y la soledad con “Manuela” se mantienen intactas.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register