11×18 Two and a Half Men: West Side Story

 

Walden se reúne con su ex novia Kate, con quien protagoniza un accidentado “remember”. Mientras que Alan-Jeff Strongman- deberá lidiar con la llegada de un nuevo “integrante” a su familia.

(@BartonWBickle)

“West Side Story” entregó dos perspectivas de un amor intenso. Por un lado Walden trajo la nostalgia al reencontrarse con su ex Kate (Brooke D’Orsay), radicada en China y con una exitosa carrera de diseño de modas. Una mujer especial para el multimillonario porque durante esa relación jugó a ser alguien con menos dinero, recursos y fama. Tan sólo para comprobar si es que Kate estaba interesada en él o en su billetera.

En la otra vereda está Alan-Jeff Strongman-, llevando la enorme carga de ser la pareja de Gretchen y el amante de Lyndsey, la prometida de su mejor amigo, Larry.

Tanto Walden como Alan han sustentado el amor en una escena abstracta, improvisada y con olor a fraude. Características puntuales para generar conflictos internos y situaciones anómalas. Un chiste a la planificación, a la mentira que en este instante de la sesión le pertenece en totalidad a Harper y su notable historia de amor basada en Jeff Strongman.

Ambos construyeron sus relaciones con falsedades. Quizás lo más original que observamos en este 11×18 fue la vomitiva cita entre Walden y Kate, quienes sucumbieron estomacalmente ante un calamar en mal estado.

Sus constantes idas al baño trajeron el recuerdo del inmenso Charlie Harper, experto-erudito de las honestas mezclas de lujuria, vomito, música y alcohol. El más original de todos.

El depto de Jeff

La salvadora inclusión de Barry a Two and a Half Men también llegó para salvaguardar la tapadera de Alan con su alter ego.

El rol de Kimberly Williams-Paisley mostró su interés por conocer la casa de su novio. La debilidad del padre de Jake pudo más. El quiropráctico cedió e invitó a su polola a su supuesto “hogar”. Una situación extrema donde la comedia se trasladó a la imperiosa necesidad del rol de Jon Cryer en decir que sí a todo.

En la medida en que la sitcom de CBS incluya nuevos personajes, cualquiera de éstos tendrá la propiedad para apreciar la tacañería de Harper y golpear con la broma indicada su falta de dinero. Fue así como Barry colaboró con Alan. El joven le prestó su apartamento de soltero, algo lóbrego, pero algo “propio” de Jeff. La misión de Gretchen en este nivel es no cuestionar mucho. Sólo disfrutar de los buenos ratos del esquemático doble sentido con Strongman.

El inconveniente es que en la medida en que Alan suma elementos, nuevos componentes pueden emerger. El que se estableció en esta ocasión fue “Jimmy” (Barry), el hijo de Jeff, quien por su inesperada llegada al departamento se topó con la nueva pareja de su padre. Este hecho confirma que para el 11×19, los Strongman deberán crear nuevas patrañas para solventar el cuento familiar.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register