11×15 Two and a Half Men: Cab Fare and a Bottle of Penicillin

 

Alan Harper se reencuentra con uno de sus grandes amores, y de paso, se olvida de su fracasada petición de matrimonio a Lyndsey. Recuerdos y el exceso de alcohol colocan al quiropráctico en una incómoda posición.

Jonathan Navarro (@BartonWBickle)

A la carga otra vez. Sólo bastó una arenga de Walden para que Alan retomara esperanzas e insistiera en su amor por Lyndsey.

Y a pesar de un nuevo rechazo debido al compromiso inicial de la madre de Eldridge con Larry, Harper encontró refugio en un personaje que había perdido territorio. El sufrido quiropráctico se acurrucó en su ex mujer, Judith.

Al tener un conocimiento básico del carácter de la primera ex mujer de Alan, nada bueno se podía esperar de esta contención del momento. Pero la madre de Jake sorprendió por su amabilidad y extrema comprensión. Es que no todo es risa. Ella también representa el fracaso y la soledad tras una ruptura matrimonial en esta temporada de Two and a Half Men.

Debido a esto, y a una mezcla de recuerdos de infancia de Jake y alcohol, es que Alan y Judith protagonizaron un nuevo remember.

El mayor atado de esta situación no fue haber caído nuevamente con su otrora señora, sino que en su inspirada borrachera, Alan le entregó el anillo de compromiso que en primera instancia era para Lyndsey.


Arrepentimiento y aceptación. El sometimiento inmediato de Harper a la estela de humillación que siempre ha proporcionado el rol de Marin Hinkle no fue barrera para que, (¡aleluya!), el papel de Ashton Kutcher escapara de su inacción, interviniera y finalmente saboteara la petición de casamiento. Todo para salvar a su amigo de otro fracaso de bodas.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register