11×08 Two and a Half Men: Mr. Walden, He Die. I Clean Room

 

20 minutos zigzagueantes. Extraños por el retorno de Rose, la actitud de dependencia de Walden hacia la sicóloga, las sospechas de Larry hacia la lealtad de Lyndsey y porque Alan se percató de que hasta Jenny, su sobrina, lo puede hacer sentir como el hombre más miserable de Malibú.

Jonathan Navarro (@BartonWBickle)

Creo que nunca “Two and a Half Men” tuvo tantos parajes distintos y quiebres inesperados para llegar a una mentira IN-creíble de parte de Lyndsey hacia su novio legal, Larry.

Fue un episodio extraño. Todo porque se volvió al patetismo de nacimiento de Alan Harper, regresó Rose con su locura acosadora y además se instauró que el estilo mujeriego de Jenny también puede afectar al propio quiropráctico.

Rose

Las sospechas de Larry de que su pareja Lyndsey lo engañaba se justificaron aún más con la fotografía tomada por el investigador privado que contrató.

Sin embargo este trabajador de identidad desconocida siempre fue Rose. La loca acosadora de “Two and a Half Men” regresó de manera sorpresiva y con la misión de volver vulnerable, asustadizo y dependiente a Walden.

Esto porque el informático apareció en la imagen como el supuesto amante de Lyndsey. Ante esta prueba, Larry prometió violencia y drama hacia este millonario.

Libre de todo quedó Alan quien como Jeff Strogman escuchó el mal rato que estaba viviendo el novio oficial de su amante.

Aquí es lo inexplicable. Lo que evita una risa clara y distendida. La situación extrema a la cual estaba dispuesto Walden lo hizo buscar seguridad, escapando de una eventual golpiza y siendo acusado, injustamente, como el amante de una la rubia mujer de su amigo.

Harper asumió esta responsabilidad muy en su estilo. Siempre evitando la confrontación y enterándose, por mismo testimonio de Larry, que Lyndsey también lo engañó a él cuando eran pareja. Capítulo de un desagrado extenso hacia el papel de Courtney Thorne-Smith.

Y mientras Rose apareció como la protectora de Schmidt, con este particular mecanismo de transformar a sus amantes en paranoicos de la seguridad y la dependencia, Lyndsey consiguió armar una historia inverosímil que Larry compró.

La ex de Alan aparecía en la fotografía con Walden debido a que “estaba rentando la casa de Malibú” para invitar a Larry a un trío. Lyndsey, Larry y Jenny terminaron como protagonistas de este encuentro sexual en el episodio.

Raro, zigzagueante, de poco humor para el espectador y con la certeza de que hasta una sobrina puede humillar al podre Alan Harper.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register