11×01 Two And a Half Men: Nangnangnangnang

Nueva temporada (y quizás innecesaria) donde aparece Jenny (Amber Tamblyn), la hija perdida de Charlie Harper. Un intento de representación femenina de lo hecho por Sheen en el pasado. Un ingreso que juega con la melancolía y el legado del compositor de jingles.

Jonathan Navarro (@BartonWBickle)

La partida de la temporada 11 de Two and a Half Men reafirmó esta necesidad ya casi imperiosa de que la cadena CBS le dé un punto final. Porque la sola ridiculización y reiteración de que Alan Harper es la sanguijuela más simpática de Malibú, y en especial de su amigo Walden Schmidt, da como resultado un guion aguantado en un individualismo. Y menos queda pedir algo de comedia al trabajo actoral de Ashton Kutcher, el cual sigue repitiendo el mismo rol desde que vi “Hey, ¿dónde está mi auto?” (2000).

Bajo ese ritmo apareció Jenny (Amber Tamblyn), la hija perdida de Charlie Harper. Un intento de representación femenina de lo hecho por Sheen en el pasado. Habrá que aguardar el desarrollo de la sitcom para dar un juicio más preciso respecto a si este personaje rinde en el relato.

Su ingreso a la historia se dio de manera simple. Una fotografía, la concepción en el baño de un bar y el propio testimonio de que el ex compositor de jingles le dejaba un cheque todos los meses como forma de manutención. El creador de la serie, Chuck Lorre, refleja en lo expuesto de “Nangnangnangnang” que perdió algo de pulcritud.

Al mostrar este nuevo ingreso, se juega a la melancolía y al legado que Charlie dejó: Expresado en sus cenizas, y por ende, una justificación para buscar risas en el ánfora que guarda los restos del desgraciado Harper.

Además, la aparición de esta descendiente, con una mirada más meditabunda en el transcurso del capítulo, convocó a que tanto Alan como Evelyn (Holland Taylor), la ahora abuela chocha con nieta nueva, quieran cuidar y ser parte de manera inmediata del rol de Tamblyn.

Y es en ese ámbito donde la hija del mayor de los Harper finalmente cede y conoce a esta “familia”. Situación que dará paso a una nueva convivencia entre la hija del difunto Charlie, en la casa de Walden y la sanguijuela Alan. Perfectamente podríamos retitular la serie como “Two Men a One Woman”.

0 Comentarios

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register